“Policía nacional si se va reformar” según el director de la institución general Jorge Luis Vargas

Entre el 28 de abril y el 17 de mayo se han abierto 135 investigaciones disciplinarias contra integrantes de la Policía Nacional, de ellas 63 son por abuso de autoridad, 10 por homicidio, 28 por agresiones físicas y 13 por lesiones personales, todo estoy en medio de las actividades desarrolladas en el paro nacional.

 

Además, de acuerdo con la Fiscalía, en medio del paro han muerto  42 personas, de las cuales ya se determinó que 14 fallecimientos están directamente asociados a las manifestaciones. Y en el balance entregado por el Ministerio de la Defensa han resultado heridos 802 civiles y 941 policías.

 

Todo esta situación tiene en el ojo del huracán a la Policía, por lo que se han escuchado voces pidiendo su reforma y otras que proponen que hay que acabarla como institución. EL TIEMPO habló con su director, el general Jorge Luis Vargas, quien señaló que con el apoyo de un grupo de congresistas se presentó ante el Legislativo un proyecto de reforma policial que se sustenta en cuatro ejes.

Aseguró a este diario: ” la Policía Nacional sí se va a reformar”.

 

Señaló el general Vargas que se refiere al fortalecimiento de los Derechos Humanos, con nuevas reglas y exigencias dentro del estatuto de carrera, “es decir, que para poder seguir como policías deben estar certificados en Derechos Humanos y cumplir las reglas que señalan el proyecto”, aseguró.

 

El oficial dijo que la reforma exige a los uniformados cumplir con unos estándares muy altos para seguir en la institución, como el equivalente a una licencia, “este Policía tiene que pasar exámenes para poder trabajar, habrá procedimientos unificados, regulados, qué le permitirán conocer al ciudadano cómo actúa un Policía”, dijo Vargas.

 

Indicó que con los estándares homologados, por ejemplo, se mejorará el proceso de captura y judicialización de las personas, apegados  al cumplimiento a los preceptos de Derechos humanos.

 

Otro aspecto hace referencia al nuevo Estatuto Disciplinario con el que se busca dar celeridad a los procesos investigativos por faltas y comportamientos, “en ética policial y Derechos Humanos”, puntualizó.

 

Esa reforma integral, manifestó Vargas, se refiere a un nuevo diseño organizacional para la atención y control del crimen en torno a la seguridad ciudadana. Precisamente, en este nuevo organigrama entra la figura de una especie de veedor, una persona independiente a la Policía para verificar el cumplimiento de las directrices en Derechos Humanos.

 

Y finalmente, en la actualización –con base en los estándares internacionales– de los uniformes y carros de la institución.

 

‘Interferencia politiquera’

El director de la Policía Nacional señaló que lleva cuatro meses y medio en el cargo, y que a los dos meses de haberlo asumido presentó “este proyecto haciendo una evaluación del pasado y del presente escuchando a la comunidad y a los policías”, resaltó.

 

Lo que de acuerdo con el general Vargas se traduce en que la reforma que se está planteando es por el contexto que estaba viviendo la Policía y “obedece a todos los hechos que se han registrado en los últimos años”.

 

El general  se refirió a la propuesta de sacar a la Policía Nacional de la línea del Ministerio de Defensa y pasarla a otro Ministerio, y dijo que sería un “riesgo”, porque se podría llegar a “una interferencia politiquera” y que se podría “perder lo alcanzado en un país con narcotráfico y violencia procedente de dineros del narcotráfico”.

 

El oficial afirmó que la fortaleza de la Policía colombiana es que trabaja en muchos frentes – narcotráfico, seguridad ciudadana, secuestros, minería ilegal – pero señaló que el problema es que producto de un fallo judicial se han ido 17.000 policías, “es un tema de pie de fuerza, eso solo lo aguanta una Policía como la colombiana, en otro país del mundo hubiera sido una crisis estructural”, puntualizó.

 

Vargas rechazó los excesos de fuerza

No se ha dado ninguna instrucción para hechos de abuso de autoridad o de uso indebido de la fuerza a ningún Policía en Colombia.

Sobre los excesos y abusos policiales que se ha denunciado múltiples veces en el paro,  el director de la institución afirmó que todo acto irregular es “rechazado”, “ya se han registrado unas capturas. Hemos puesto a disposición de las autoridades judiciales toda la información para que en el menor tiempo posible se esclarezcan los hechos”, dijo.

 

De igual forma, dijo que a ningún Policía se le “ha ordenado que cometa un hecho ilegal”, al reiterar que rechaza cualquier acto de abuso de autoridad.

Indicó que a la fecha han sido capturados cuatro policías que estarían involucrados en la muerte de tres jóvenes en medio de las protestas. Las víctimas son: Santiago Andrés Murillo Meneses, quien murió en Ibagué; Brayan Fernando Niño Araque, que falleció en Madrid, Cundinamarca; y Marcelo Agredo -menor de edad-, que falleció en Cali.

 

El director de la Policía calificó estos hechos como “casos individuales”, y dijo que tendrán que probar su inocencia o responder ante la justicia, “no se ha dado ninguna instrucción para hechos de abuso de autoridad o de uso indebido de la fuerza a ningún policía en Colombia”, reiteró.

Denuncias sobre abuso sexual

El director de la Policía Nacional, afirmó que las denuncias por abuso sexual por parte de los uniformados fueron priorizadas y se refirió en específico al caso de una joven de 17 años, en Popayán, que se habría suicidado tras denunciar agresión sexual por parte de cuatro agentes del Esmad.

 

“Yo espero que se caso sea resuelto lo más rápido posible, hemos puesto a disposición de de la señora Vicefiscal toda la información, todos los elementos para que se conozca lo más pronto la verdad”, señaló.

 

Sobre la propuesta de acabar el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) dijo que es una capacidad policial “necesaria”, que tiene unos estándares de supervisión de la Defensoría del Pueblo “reglados por sentencias judiciales y decretos presidenciales, y toda acción de un miembro puede estar bajo control de la Procuraduría y de la misma ciudadanía”.

 

El oficial indicó que los ciudadanos esperan que la Policía actúe cuando hay un delito, “y esa es nuestra obligación, cuando se bloquea una vía y no llega el oxígeno a un hospital, tenemos que actuar. No están llegando insumos, se están perdiendo empleos”.

 

Dijo que varias autoridades locales están negociando con los que bloquean, pero que se han registrado “disparos en medio de las protestas, lo hacen los delincuentes, eso es un crimen, tenemos que actuar”, puntualizó.

 

FUENTE: El Tiempo

En Twitter: @JusticiaET

justicia@eltiempo.com

 

Chat Pitalito 24Siet
1
Hola, en qué te podemos colaborar?
Pitalito24siete a su disposición.